Translate

martes, 20 de junio de 2017

Guerra Del Chaco

La guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia, se libró desde el 9 de septiembre de 1932 hasta el 12 de junio de 1935,que acontecieron por el dominio de las extensas tierras del Chaco boreal. Fue la guerra más importante en Sudamérica durante el siglo XX. En los 3 años de duración,Los distintos tipos de enfermedades tanto físicas como psicológicas, y la característica hostil del teatro de operaciones , la falta de agua y mala alimentación se llevaron el mayor porcentaje de bajas y afectaron la salud de los soldados sobrevivientes, a muchos de por vida. 

Los antecedentes y causas de la guerra del Chaco son complejos. Cuando Bolivia y Paraguay se volvieron estados independientes heredaron de la época colonial una vaga determinación de los límites de esa zona inhóspita y despoblada por lo que tuvieron que fijar sus respectivas jurisdicciones de acuerdo con documentos muchas veces contradictorios o mediante el trazado de líneas geodésicas. Los cuatro tratados de límites que se acordaron entre 1879 y 1907 no fueron aceptados definitivamente por ninguna de las partes
Cuando Bolivia perdió salida al mar como consecuencia de la Guerra del Pacífico (1879), esa región adquirió un valor estratégico para ese país: la ocupación del Chaco Boreal fue necesaria para salir al océano Atlántico por el río Paraguay,El Paraguay, unas décadas antes, había sido devastado por la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) por lo tanto era difícil que ese país pudiera aceptar las pretensiones bolivianas sobre el Chaco Boreal.

En conclusión la guerra entre estos dos países fue mas una cuestión de salvaguardar el honor de cada uno,con la excusa de que la tierras eran de la patria y que el deber de todos era defenderla hasta dar la muerte por ella,sin embargo la guerra verdaderamente mas que una cuestión de patriotismo, fue por intereses económicos de la región.

la supuesta existencia de petróleo en el subsuelo chaqueño hizo que  la Standard Oil, norteamericana, y la Royal Dutch Shell, empresa angloholandesa se disputaran el control financiero de la región del Chaco, procuraban ayuda militar y financiera a Paraguay, mientras que Gran Bretaña apoyaba a Bolivia.

Están en guerra Bolivia y el Paraguay. Los dos pueblos más pobres de América del Sur, lo que no tienen mar, los más vencidos y despojados, se aniquilan mutuamente por un pedazo de mapa. Escondidas entre los pliegues de ambas banderas, la Standard Oil Company y la Royal Dutch Shell disputan el posible petróleo del Chaco. Metidos en la guerra, paraguayos y bolivianos están obligados a odiarse en nombre de una tierra que no aman, que nadie ama: el Chaco es un desierto gris, habitado por espinas y serpientes, sin un pájaro cantor ni una huella de gente. Todo tiene sed en este mundo de espanto. Las mariposas se apiñan, desesperadas, sobre las pocas gotas de agua. Los bolivianos vienen de la heladera al horno: han sido arrancados de las cumbres de los Andes y arrojados a estos calcinados matorrales. Aquí mueren de bala, pero más mueren de sed. Nubes de moscas y mosquitos persiguen a los soldados, que agachan la cabeza y trotando embisten a través de la maraña, a marchas forzadas, contra las líneas enemigas. De un lado y del otro, el pueblo descalzo es la carne de cañón que paga los errores de los oficiales. Los esclavos del patrón feudal y del cura rural mueren de uniforme, al servicio de la imperial angurria. Habla uno de los soldados bolivianos que marcha hacia la muerte. No dice nada sobre la gloria, nada sobre la patria. Dice, resollando: - Maldita sea la hora en que nací hombre.    

                                                                                                                              (Eduardo Galeano)

Estrategia boliviana
El primer error estratégico importante fue creer que unos cuantos miles de tropas bolivianas podrían intimidar a los paraguayos y adueñarse del Chaco Boreal con poca resistencia. Esto se creía porque Bolivia superaba en recursos al Paraguay, subestimando a ese pequeño país.
La estrategia boliviana había sido planificada bajo el General Kundt en la década de los años veinte, y en ella se dio por sentado que Paraguay no podía o no quería luchar contra Bolivia e hizo un llamado para una entrada triunfal de las fuerzas bolivianas al río Paraguay. No obstante, el problema estratégico principal para Bolivia fue su larga y tenue línea de abastecimiento hacia el frente de batalla en el Chaco.
Las tropas bolivianas fueron movilizadas por todo el territorio y eran transportadas por ferrocarril gran parte del camino hacia la principal base boliviana, la ciudad de Villa Montes en las tierras bajas bolivianas.Otros soldados fueron transportados por barcos de la Fuerza Naval que los dejaban en ciudades con estaciones de trenes o puestos con camiones listos para partir hacia Villa Montes.

Desde Villa Montes, los soldados bolivianos tuvieron que enfrentar una marcha de 322 a 483 km (aprox.) a través del polvo y del calor sofocante del Chaco Boreal, hasta que llegaron a las líneas del frente. El calor y la falta de forraje significaba que los caballos no sobrevivirían en el Chaco por mucho tiempo. De hecho, las unidades de caballería de ambos ejércitos fueron desmontadas al poco tiempo, siendo ambos países de los primeros en desmontar este tipo de unidades en América.
Esto significaba que el medio básico de transporte en el Chaco era el camión, y éstos escaseaban en ambos ejércitos (menos por parte boliviana debido a sus compras). En vista de que sólo había suficientes camiones para los pertrechos, los soldados tenían que marchar durante semanas para llegar a la línea del frente y a menudo llegaban extenuados y desnutridos.Al inicio de la guerra, las primeras tropas bolivianas fueron movilizadas totalmente en camiones pero cuando la guerra se encrudeció, como se ha dicho anteriormente, se dio preferencia a los víveres y pertrechos siendo pocos los soldados que eran trasportados en camiones.Bolivia también utilizó autobuses ford para transportar a sus tropas.

Otro error fueron las tácticas usadas por Kundt, al estilo de la Gran Guerra (Primera Guerra Mundial), costando muchas vidas a los bolivianos y, de hecho, por este tipo de ataques frontales con la infatería, Bolivia sufrió una derrota muy cara en Nanawa, y a partir de ese momento, no pararon de retroceder durante toda la guerra, llegando a un punto muerto en Villa Montes. Al momento de esa derrota y del posterior retroceso, Kundt fue sustituido por Peñaranda, un general muy eficaz, que no usaba ataques frontales al estilo de la IGM, sino que combinaba todos sus efectivos, por ejemplo, apoyo aéreo cercano para la infantería, etc. Fue el encargado de defender Villa Montes, donde demostró su gran capacidad.
Es muy importante señalar que para los soldados occidentales, que no estaban habituados al clima, la llegada al Chaco fue complicada pues provenían de tierras heladas, cosa totalmente contraria para los orientales y norteños que vivían en un clima tropical y no sufrieron mayores complicaciones de adaptación al clima.



Estrategia paraguaya
Los paraguayos pudieron trasladar sus tropas desde Asunción y el centro de Paraguay por barcos de vapor por el río Paraguay hasta la base en Puerto Casado. Desde ahí había una locomotora de vía estrecha que iba hacia el Chaco y la Isla Poí, la principal base paraguaya en el Chaco, yacía a sólo 29 km al final de la línea de la locomotora. Las tropas y los pertrechos tuvieron que enfrentar una marcha relativamente corta hacia el frente.
Durante gran parte de la guerra, los factores de logística y de transporte trabajaron a favor de Paraguay e impidieron, en gran medida, la tremenda ventaja boliviana en cuanto a personal y material. Esto también significaba que, desde el inicio de la guerra, el transporte aéreo sería muy importante para las fuerzas bolivianas.

Paraguay, al tener su capital cerca del Chaco, tenía una posición muy ventajosa y la movilización de sus tropas no era tan extenuante como para Bolivia.
Paraguay también contó con nativos locales, muchos de idioma guaraní, que ayudaron en muchas ocasiones a sus tropas como guías.
Es importante decir que ambos países comenzaron a utilizar tácticas parecidas a las que se usarían en la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, comenzaron a utilizar cócteles molotov para asaltar trincheras enemigas o atacar blindados y la infatería era apoyada desde el aire cuando atacaba o defendía su posición, además, el ejerctio paraguayo realizó la primera guerra de movimientos, rebasando fácilmente las defensas fijas y trincheras bolivianas.
No se sabe qué bando utilizó primero los cócteles molotov pero algunos estudiosos e historiadores afirman que pudieron ser los paraguayos, ya que buscaban atacar eficazmente a los tanques bolivianos con explosivos de bajo costo.
Momentos Finales 

A mediados de 1935 casi la totalidad del Chaco estaba en manos del Ejército Paraguayo, que por aquel entonces se situaba a escasos kilómetros de Ravelo y sus pozos petrolíferos. Bolivia ya no podía de ninguna manera revertir el curso de la guerra y menos aún salvar la nación de ser invadida por Paraguay si continuaba en liza. Por dicha razón y el encontrarse el país luchando exclusivamente por su propia supervivencia, el Presidente Tejada Sorzano autorizó a sus diplomáticos buscar una salida negociada al conflicto. Para ello el Gobierno Boliviano envió a territorio neutral de Buenos Aires al coronel Ángel Rodríguez , quién negoció personalmente con los representantes paraguayos y los mediadores argentinos la paz.

Oficialmente el 18 de Julio de 1935, los generales de ambos ejércitos, José Félix Estigarribia y Enrique Peñaranda, se reunieron en Puesto Merino y firmaron la paz entre Paraguay y Bolivia. La Guerra del Chaco había terminado con un trágico saldo de 90.000 muertos.

Bolivia sufrió un total de 85.000 bajas entre 60.000 muertos y 25.000 prisioneros, además de un coste monetario de 228 millones de dólares.

Paraguay sufrió un total de 32.500 bajas entre 30.000 muertos y 2.500 prisioneros, además de un coste monetario de 128 millones de dólares.
El resultado de la Guerra del Chaco supuso una gran humillación para Bolivia porque no sólo perdió el conflicto frente a Paraguay, sino que su coste tanto en vidas como económicamente dejó a la nación en ruinas. Respecto al Chaco Boreal, Bolivia consiguió mantener 1/3 del territorio, incluyendo las zonas gasísticas; mientras que Paraguay como vencedor de la guerra, se anexionó las restantes 2/3 partes y por tanto aumentó notablemente su territorio y recursos de gas y petróleo.

La Guerra del Chaco constituyó uno de los conflictos más trágicos y sangrientos del siglo XX en Latinoamérica que desangró a dos naciones, en este caso a Bolivia y Paraguay. Librada en medio de la denominada “Era de Entreguerras”, el desarrollo militar de este conflicto sería un fracaso más de la comunidad internacional y de la Sociedad de Naciones (SDN) que poco a poco iría allanando el camino hacia la Segunda Guerra Mundial.

El 27 de abril de 2009, 74 años después de finalizado el enfrentamiento bélico, los presidentes Evo Morales (de Bolivia) y Fernando Lugo (de Paraguay) firmaron en Buenos Aires el acuerdo definitivo de límites territoriales del Chaco Boreal. El acto se realizó en presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (de Argentina), previa aceptación por parte de sus respectivos cancilleres del Acta de cumplimiento y ejecución del Tratado de paz, amistad y límites entre Bolivia y Paraguay de 1938.



No hay comentarios:

Publicar un comentario